7/11/07

La corneja

"....Vuelve a su mente la siguiente escena: Salio del retrete y su cuerpo estaba en la antesala desnudo y rechazado. El alma temblaba, asustada, en algun lugar en la profundidad de las entrañas. Si en aquel momento el hombre que estaba en la habitacion le hubiera hablado a su alma, se le hubiera echado a llorar, hubiera caido en sus brazos...
...Teresa sabe que asi es el momento en que nace el amor: la mujer no puede resistirse a la voz que llama a su alma asustada; el hombre no puede resistirse a la mujer cuya alma es sensible a su voz...."
La Insorportable Levedad Del Ser
Milan Kundera

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar